Esos Chilangos

Califique este artículo
(1 Vote)

Esos chilangos.

 

Esos mismos que comen torta de tamal y de chilaquiles.


Esos que no le ponen queso a las quesadillas.


Esos que hablan cantadito, se quejan del tráfico, del transporte público y del gobierno.
Esos chilangos, están hechos de puro corazón.


Mis ojos no se cansan de ver, como tienen el instinto de ayudar a flor de piel.


A minutos del sismo, pude verlos en las esquinas moderando el tráfico vehicular porque no servían los semáforos.


Dando "ray" al por mayor en camiones y camionetas al éxodo de personas que caminaban por las avenidas.


En estos días los he visto organizando brigadas para trasladar ayuda a las diversas localidades afectadas, armando tortas en segundos, haciendo cadenas de ayuda para armar despensas, sacando escombros, rescatando gente, dando asilo, dando amor.


Los chilangos se quitan la camisa y el taco de la boca para ayudar al prójimo.


No los detiene la lluvia, no los detiene el peligro. No los desaniman las circunstancias, y no van a descansar hasta ver reconstruida la ciudad.
Desde mi punto de vista, la CDMX no se cayó. La CDMX sigue de pie, porque sus habitantes, están de pie...


Pero que decir de los mugrositos hipsters de la Roma y la condesa, esos que se los hacen tarugos y pagan carísimo por un tamal Gourmet. Varios de ellos están incansablemente en las carpas del parque Mexico y parque España.


Bendito que existen los mariguanitos de la roma que quien sabe en que trabajan, todos fachosos y tatuados. Son ellos los que te están dejando dormir o bañarte en sus casas.


Bendito que existen los nacos albañiles que cada que pasas te chiflan. Son ellos los que están (entro otros ) rompiendo placas de cemento para sacar gente.


Bendito que existen los chavitos estudiantes fresitas que papi paga todo. Son ellos los que están ayudando, creando ideas o abriendo centros de acopio.


Bendito que existen los médicos que cobran carísimo y solo quieren operarte. Son ellos los que están atendiendo gente y operando sin cobrar.
Bendito que existen los arquitectos e ingenieros que cobran carísimo ! Son ellos los que están evaluando inmuebles sin cobrar.


Bendito que existen las amas de casa que están de fodongas todo el día. Son ellas las que están cocinando, armando paquetes con ropa y juguetes para los damnificados.


Bendito que existen los federales que son unos rateros y solo te piden mordida en las autopistas. Son ellos los que se están metiendo entre los escombros a sacar gente.


Bendito que existen los restaurantes de la Roma y condesa que vas y pagas unos cuentononones. Son ellos los que están dando comida gratis, dejándote entrar al baño o cargando tu celular.


Bendito que existen los crosfiteros que son unos albañiles que ni deporte es el crossfit. Son ellos los que están cargando garrafones, haciendo relevos en la noche y yendo a los pueblos a dejar ayuda.


Bendito que existen los ciclistas que nada más estorban o los motociclistas que manejan súper mal y luego que por qué los atropellan. Son ellos los que han estado moviendo ayuda de lugar en lugar.


Bendito que existen los amantes de los perros, que están locos, mejor deberían tener hijos. Son ellos los que están resguardando mascotas extraviadas, buscando comida y a sus dueño.


Y así, podría continuar ...


Entendiste? Yo si ...


Si alguno de estos pensamientos te pasó alguna vez por la cabeza, hay que cambiar ¡y me incluyo!


El respeto se gana... ¡y se lo han ganado!


Como los "Milenians", como les dicen ahora, les ves por las calles ávidos de ayudar donde sea, haciendo lo que se necesite, están en los centros de acopio, les piden una botella de agua y llegan 10 de ellos con dos, tres, o hasta el garrafón.


Los adultos hacemos lo que sabemos, lo que aprendimos hace 32 años, sin embargo, hoy podríamos decir que este es SU terremoto, que han descubierto que la naturaleza es mayor que ellos, que a ESA madre, no le pueden decir que no, ni hacer un berrinche, entonces han salido a demostrar que de todos modos, no dejarán a esa señora maravillosa, aunque un poco caprichosa, salirse con la suya.


Hoy están descubriendo su fuerza, sus manos, sus ideas, y sobre todo, el carácter que tenían oculto. Hoy nos están demostrando que, a pesar de todo, sí son lo que esperábamos de ellos, que sí tienen lo que se necesita del mexicano.


Así que, adultos, podemos estar tranquilos, ya llegaron los muchachos.


Gracias a todos ustedes por mantener a México de pie.

Esos Chilangos

Información adicional

  • Nombre del evento: Esos Chilangos
Leído 87 Tiempo